• pic1
  • pic2
  • pic3
  • pic4
  • pic5
  • pic6

Ruta del vino

Los Valles Calcahquíes, por su clima y cultura son los propicios para degustar de una experiencia inolvidable.
La vitivinicultura tiene una antigüedad en el mundo de más de siete mil años. La Argentina inició esta actividad hace más de cuatro siglos, y hoy es uno de los principales países productores de vinos, detrás de Francia, Italia, España y EEUU. En Salta, el cultivo de la vid fue introducido por los Jesuitas en el siglo XVIII en la región de los Valles Calchaquíes, principalmente en Cafayate. Aquí madura la cepa del torrontés, vino blanco que se distingue por su intenso aroma y sabor frutados. Esta variedad fue traídade España hace tres siglos y ha alcanzado una expresión única en suelo salteño, convirtiéndose en la uva blanca insignia de nuestro país.
Hoy en día los viñedos se extienden por más de 1.800 hectáreas entre los departamentos de Cafayate, San Carlos, Angastaco y Molinos, todos ellos en los Valles Calchaquíes. Además de la mencionada cepa Torrontés, las cepas tintas ocupan más del 55% de la superficie total cultivada.
Se destacan entre ellas el Cabernet Sauvignon, Malbec, Tannat, Bonarda, Syrah, Barbera y Tempranillo. De la superficie cultivada, el 95% corresponde a uvas destinadas para vinos finos.
En los últimos años la industria ha experimentado un gran crecimiento y desarrollo favoreciendo la elaboración de extraordinarios vinos de calidad, reconocidos en los mercados y concursos internacionales. No solo se ha extendido la cantidad de hectáreas de cultivo sino que los bodegueros han introducido nuevos cepas y reemplazado con nueva tecnología los toneles de algarrobo y las prensas manuales, manteniendo, sin embargo, el espíritu y la pasión con la que se elaboran los vinos.

La particularidad de los vinos de altura

La calidad y particularidad de los vinos salteños es el resultado de la combinación de las condiciones privilegiadas del terruño y de la innovación tecnológica, sumadas a la dedicación y el conocimiento de los productores. Uno de los factores más influyentes es la altura de sus viñedos. Estos valles se encuentran a más de 1.600 m.s.n.m. (Cafayate), con area como Tacuil y Molinos alcanzando los 2.600 m.s.n.m. Esto no solo favorece la gran amplitud térmica, sino que los rayos solares son más intensos y el aire, más puro y seco.
Es la conjunción de estos factores sumados a las características peculiares del suelo y sus componentes, que permiten lograr vinos de gran carácter, fuerte personalidad y excelente calidad, con aromas, colores y sabores distintivos.

  • Toda la inromación turistica que necesitas
  • Consulta por los viajes especiales para delegaciones
  • Sumamos un nuevo destino
  • Seguinos en FACEBOOK

Páginas amigas

  • NorteArgentino.travel